Vibraciones a 432 hz

Este boletín va dedicado a la música. Teniendo en cuenta el papel fundamental que juega en nuestras ceremonias, sabiendo que está viva, latiendo como si fuera en ese momento que la escuchamos, que se crea, compagina mágicamente.

Agradecer a los músicos por su acto de amor, por su pasión, por su talento, por la magia de las melodías; a nuestro cuerpo que las percibe.

Ahometakiase!